Proyecto Educando Emociones 11to.docx
Proyecto Educando Emociones 11to.docx | educando a nivel emocionalel estres iv

11 Cosas Pequeñas Pero Importantes Para Observar En Educando A Nivel Emocional El Estres Iv

Posted on

“Soluciones creativas para padres desesperados”. Eso es lo que promete Patricia Ramírez (Zaragoza, 1971) en su último libro, Educar con serenidad (Grijalbo), con el que busca hacer más sencilla, más divertida y, sobre todo, menos estresante la difícil tarea de educar a los hijos, ofreciendo dinámicas y juegos para gestionar las emociones, para mejorar la comunicación y el entendimiento, para conseguir que obedezcan, para educar en valores y para trabajar el autocontrol, el de los niños y el de los padres, de modo que los conflictos cotidianos por ducharse, recoger su cuarto o hacer los deberes no acaben en gritos y con el padre o madre perdiendo los papeles para sentirse fatal poco después.

Proyecto Educando Emociones 11to
Proyecto Educando Emociones 11to | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: scribdassets.com

¿Por qué hay tanto padre y madre desesperado? ¿Las generaciones anteriores se desesperaban tanto con los hijos?

Ahora hay una responsabilidad paternal y maternal que me parece genial: los padres acompañan a los niños a sus extraescolares,se preocupan, lo quieren hacer bien, quieren seguir una disciplina positiva… Pero la realidad es estas nuevas maneras de educar desde la paciencia y el esfuerzo son un poco más costosas a nivel de tiempo. Y llegas a casa con el estrés del trabajo, del ritmo acelerado que las exigencia de la vida actual te impone –hacer yoga, correr,ser buena madre, hacer el mejor disfraz, llevar una vida saludable, que los niños no repitan menú…–, y ya no te queda capacidad ni de fuerza de voluntad ni de autocontrol ni de paciencia, y entonces terminas tirando de lo que hacían contigo, que es dar voces, castigar… Y como nos bombardean con los mensajes de que eso daña la autoestima de los niños, provoca sentimientos de culpa y se entra en un bucle: “he vuelto a gritar, no tengo autocontrol, no sé hacerlo de otra manera…

“Educar con serenidad es más costoso, y cuando llegas a casa agotado, terminas tirando de lo que hacían contigo: dar voces y castigar”

Lidiar con los niños no es fácil.

Muchos padres dicen ‘es que el niño me saca de quicio’ al final del día. Pero no es verdad, el niño es la gota que colma el vaso, pero tú has ido llenando ese vaso a lo largo del día, porque te metes en un atasco, porque sales tarde de casa, porque tienes un compañero que es tóxico, porque tienes tanta acumulación de tareas que no llegas a todo, porque no tienes tiempo y comes mal y te sientes mal… y cuando llegas a casa estás saturado. Y a poco que el niño, intenso por naturaleza, se ponga a negociar contigo, terminas perdiendo los papeles.

¿Y cuál es la solución?

En el libro hay una serie de dinámicas que te enseñan cómo no perder la calma, dinámicas para gestionar las emociones de los hijos y de los padres, para separarnos de todo lo tóxico que traemos de la calle y distanciarnos del estrés de modo que podamos tener atención plena con la educación.Y también propongo juegos –yo creo que divertidos– para conseguir, por ejemplo, que el niño se vaya a la ducha sin tener que repetirlo veinte veces porque sea algo que al niño le apetece porque se lo pasa bien.Jugar ha sido uno de los métodos de aprendizaje de toda la vida, y lo tenemos infravalorado porque se asocia a una conducta irresponsable, pero podemos jugar con ellos para que hagan lo que deben hacer.

Denos un ejemplo.

Calaméo - Aprendamos A Manejar Las Emociones Para Vivir En ..
Calaméo – Aprendamos A Manejar Las Emociones Para Vivir En .. | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: calameoassets.com

Pues para que se duchen hay un juego muy sencillo: la olimpiada de duchadores. Les compras unas gafas, les das un cronómetro y les lees un escrito solemne del tipo “Queridos duchadores y duchadoras, va a dar comienzo la olimpiada, cada uno tenéis un cronómetro en la mano que empezará a contar tan pronto como demos la señal y dirá cuánto tarda cada uno en ducharse, y estas son las normas: no vale dejarse jabón en el pelo, etcétera, etcétera” Y luego apuntas los tiempos en una tabla. Se trata de rodear la ducha de toda una parafernalia más o menos artística para que una rutina pesada pase a ser algo divertido. Y que al día siguiente, en vez de perseguir al niño para ducharse, sea él el que pregunte ¿cuándo jugamos a las olimpiadas de duchadores?

Read Also  Cinco Conocimientos No Convencionales Sobre Perros Medianos De Casa Que No Puedes Aprender De Los Libros

¿Y estas soluciones funcionan? Porque usted misma dice en el libro que no hay una fórmula única ni mágica para educar.

No la hay porque cada niño es distinto por su genética, por el entorno que ha tenido… Incluso los hermanos: con el mismo padre y madre no le han tocado los mismos profesores, ni es lo mismo ser el mayor o el pequeño… Así que tenemos que tener un interés por conocer qué funciona con nuestro hijo. En mi caso, que tengo cuatro, a mi hija mayor le he dicho ‘vete a la ducha’, y se ha ido a la ducha. Al más pequeño, cuando le he mandado a la ducha me ha dicho ‘mamá, ¿por qué me tengo que duchar ahora?’ Y como mis explicaciones no le servían, me he tenido que plantar delante de su cama hasta las 12 de la noche para evitar que se acostara sin ducharse, porque yo consideraba que era innegociable, y no cedía. Así que lo que funciona para uno no funciona para otro. Y los padres no deben tener miedo de negociar con sus hijos. Al revés.

Pero los niños son muy insistentes y negociar desgasta mucho.

A los padres les crispa porque, cuando llegas cansado del trabajo, negociar supone un sobreesfuerzo. Pero enseñar a negociar a los hijos es importantísimo para educarlos para la vida. Muchos padres me dicen que quieren que su hijo obedezca a la primera. Y yo les digo ‘no, no quieras eso’. Obedecer a la primera es una conducta de sumisión y de borregos. Y cuando a tu hija o a tu hijo su pareja le plantee que quiere tener sexo con 15 años y no se vea preparada o preparado, pensará que lo correcto es obedecer a la primera porque es lo que en casa se ha valorado, así que no negociará con su pareja. A mí me gustaría que mi hija negocie si cree que no está preparada; no que ceda por miedo a perder a la persona porque en su casa cada vez que se portaba mal se enfadaban y le decían ‘un día de estos cojo la puerta y me voy, a ver como os apañáis sin mi’. Que esto ha sido un comentario muy de madre y, aunque tú sabes que no te vas a ir nunca, lo que le llega al niño es que si se porta mal, le abandonan, y luego tenemos esas relaciones de dependencia emocional en las que la gente se comporta de forma sumisa por miedo a perder a alguien si no se comporta como esa persona espera que se comporte.

“Obedecer a la primera es una conducta de sumisión; a mi me gustaría que mi hija negocie con su pareja, no que ceda por miedo a disgustarla”

¿Tanta trascendencia tienen esos comentarios que los padres a veces dicen por decir?

Todo lo que los padres educamos de pequeños deja una huella importantísima en el futuro de las relaciones que van a tener nuestros hijos. Por eso es tan importante que pegar o gritar sea algo completamente innegociable. Porque si la figura que más te quiere en tu vida y que te tiene que proteger, te grita, te pega y te castiga, ¿qué vas a esperar de tus relaciones con los amigos o de tu relación de pareja? Habrás normalizado que gritarse es normal, es la manera de poner orden, de tener poder y autoridad, y repetirás lo mismo con otros o dejarás que lo repitan contigo.

Read Also  Siete Tabúes Sobre Gato Siames Córdoba Que Nunca Debes Compartir En Twitter
Teoría de la educación inteligencia emocional - Apuntes de ..
Teoría de la educación inteligencia emocional – Apuntes de .. | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: docsity.com

Además de no pegar y no gritar, ¿qué más no deben hacer los padres?

No humillar ni comparar. Y en el comparar entran comentarios como ‘¿Podrías recoger tu cuarto? Mira como lo tiene tu hermano’. Parecerá nimio, pero acabas de crear una relación de competitividad. Luego muchos padres dicen ‘no sé porque este niño se pone celoso si los quiero por igual’. Pues porque haces comentarios en los que se siente rival de su hermano.

¿Algún otro “no” relevante?

No castigar. El castigo es una manera de mostrar a tu hijo que se ha equivocado y de que sienta que se ha equivocado, pero con él no estamos enseñando a gestionar el error y el fracaso de una manera eficaz. Tenemos que establecer con los chavales consecuencias. Cada conducta tiene una consecuencia, y lo tienen que saber. Pero no un castigo. La consecuencia se diferencia del castigo en que genera un aprendizaje; trata de reparar el daño de forma eficaz. Si tú castigas diciendo ‘te quedas el fin de semana sin salir’ porque has suspendido, ¿con eso qué arreglas? Que le duela que ha fallado. Es preferible que digas ‘vamos a establecer un plan porque has suspendido matemáticas; vamos a ver a qué le robamos alguna hora más de estudio. ¿Te parece que le quitemos una hora a la serie que ves?’ Y negociamos. Pero no es un castigo, sino una forma de reparar lo que no se ha hecho bien y de buscar soluciones.

¿Y cuáles son los sí? ¿Qué es lo que sí debemos hacer con los hijos?

Sí al amor incondicional. Y el amor incondicional no es decir te quiero cuando algo hace algo bien; es expresar amor de cualquier manera en cualquier situación: ‘qué orgullosa estoy de ser tu madre’; ‘me encanta hablar contigo’; ‘me gusta tenerte como hijo’. Porque muchos hijos se sienten queridos porque meten un gol los domingos, porque sacan sobresalientes, porque se están portando bien… Porque con frecuencia los padres refuerzan y expresan su amor relacionándolo con los éxitos de los hijos, y los niños crecen pensando que para ser querido tienes que tener éxito o hacer lo que la otra persona necesita que hagas. Y así la autoestima se debilita muchísimo, porque no está en función de lo que eres como persona sino de lo que los demás te valoran. Y de ahí la importancia de otro sí en la educación: el sí a potenciar la autoestima de nuestro hijo, reconociendo mucho más todas las fortalezas que tiene que no todo lo que hay que corregir, porque a veces estamos más centrados en corregir que en decir todo lo que hacen bien.

¿Qué otros aspectos son clave para educar con serenidad?

Yo digo también sí a interesarnos por lo que hacen, porque los padres preguntan lo que les interesa a ellos, pero no lo que le interesa al chaval. Y a jugar, a convertir la educación en un juego, a ser honestos y transparentes con ellos, y a ser un modelo de conducta que puedan imitar. Hay que ayudarles a sacar su potencial trabajando la autoestima y también enseñarles a gestionar el fracaso y el error, porque el fracaso y el error es un compañero de vida. Si cada vez que se equivocan les hacemos sentir mal, ellos luego no querrán salir de ninguna zona confortable ni hacer nada donde puedan equivocarse, porque les supone un problema.

Read Also  12 Pensamientos Que Tienes A Medida Que Reganar Al Perro Se Acerca Correctamente
Educar la emociones - educando a nivel emocionalel estres iv
Educar la emociones – educando a nivel emocionalel estres iv | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: slidesharecdn.com

“Si cada vez que se equivocan les hacemos sentir mal, no querrán salir de su zona de confort ni hacer nada”

¿Cómo se enseña a gestionar el fracaso?

Lo primero que tenemos que enseñar es a no hablarnos mal cuando comentemos un error. Porque sabemos que el cerebro se bloquea cuando nos hablamos mal. Y si cometemos un error y te hablas mal y te tratas mal, lo normal es que el cerebro no tenga capacidad para orientarse hacia lo nuevo o hacia las soluciones porque está bloqueado. Machacarse no es una conducta responsable. Lo responsable es analizar qué ha ocurrido, aceptar si no tiene solución, o proponer soluciones en el caso de que sí las tenga. Y si el error implica a otra persona, como haber faltado al respecto, por supuesto pedir perdón y reparar el daño. Pero en ningún caso tratarse mal. Tienes que gestionar el error como cuando un amigo te dice que se ha equivocado, tratando de motivarle, porque sabemos que motivados somos mucho más fuertes para poder hacer cambios. Así que con el error lo que tenemos que tratar es de ser compasivos.

Lo de ser compasivos está bien, pero hoy se acusa a muchos padres de serlo excesivamente, de educar a sus hijos de forma muy laxa.

El problema es que en el siglo XXI se sigue educando a los niños con las mismas normas que se educaba en el siglo XX, y no funciona. Los padres están confundidos porque quieren hacer las cosas bien, seguir una disciplina positiva, respetar al niño, respetar su dignidad… Pero luego, en plena vorágine de estrés, unos acaban repitiendo modelos antiguos de gritar y castigar, y otros confunden la idea de respetar al niño con no poner límites. Y no es así, porque los límites son necesarios.

Y ¿cómo se ponen los límites “con serenidad y respeto”?

Con los niños pequeños, de dos o tres años, el límite es decirle “tenemos que hacer esto ahora”. Y si trata de resistirse o negociar, decirle que hay cosas en casa que son innegociables. Han de aprender la palabra innegociable desde que son pequeños, fijando límites en aquello que para ti es importantísimo. Y en eso no ceder. Repetirlo las veces que haga falta, pero en un tono de voz normal, sin gritar. Luego, cuando van creciendo, hay límites que hay que sentarse y negociarlos en un código de conducta que fije las horas en que vamos a usar el móvil, el ordenador, cuántas series se van a ver, qué tipo de series, con qué nivel de violencia, cuándo van a salir, qué dinero van a gastar, los límites a la hora de vestir… Si permites que participen al fijar este código es más fácil que se comprometan con ello.

“En los límites innegociables no se cede; se repiten tantas veces como haga falta, pero en tono normal, sin gritar”

11-Amanda Cespedes-Educar-Las-Emociones-Educar-Para ..
11-Amanda Cespedes-Educar-Las-Emociones-Educar-Para .. | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: scribdassets.com

Libro educar emociones - educando a nivel emocionalel estres iv
Libro educar emociones – educando a nivel emocionalel estres iv | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: slidesharecdn.com

La educación emocional | Proyecto "Sentir y pensar" SM by SM ..
La educación emocional | Proyecto “Sentir y pensar” SM by SM .. | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: isu.pub

11 vídeos para educar en emociones - La Mente Es Maravillosa - educando a nivel emocionalel estres iv
11 vídeos para educar en emociones – La Mente Es Maravillosa – educando a nivel emocionalel estres iv | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: lamenteesmaravillosa.com

Educar la emociones - educando a nivel emocionalel estres iv
Educar la emociones – educando a nivel emocionalel estres iv | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: slidesharecdn.com

Educando a nivel emocional:El Estrés IV - educando a nivel emocionalel estres iv
Educando a nivel emocional:El Estrés IV – educando a nivel emocionalel estres iv | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: mundoperros.es

Educando a nivel emocional:El Estrés IV - educando a nivel emocionalel estres iv
Educando a nivel emocional:El Estrés IV – educando a nivel emocionalel estres iv | educando a nivel emocionalel estres iv

Image Source: mundoperros.es